botox1
botox2

¿Qué es el botox?

El botox es una proteína purificada (toxina botulínica tipo A) que se viene utilizando desde mediados de los 90 en dermatología para el tratamiento de las arrugas faciales y para el tratamiento de la sudoración (hiperhidrosis)

¿Para qué se utiliza?

Para reducir o eliminar las líneas o arrugas de expresión, especialmente las localizadas en el entrecejo, las líneas horizontales de la frente y las patas de gallo (las arrugas laterales de los ojos que aparecen al gesticular).
También puede usarse el botox en otras zonas para reducir la caída de las comisuras o para elevar las cejas.

¿Cómo funciona?

El botox relaja la musculatura donde se inyecta, de tal manera que al no contraerse el músculo la arruga de expresión no se forma. Este efecto suele durar entre 4 a 6 meses. Pasado este tiempo el músculo vuelve a su actividad normal anterior.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento consiste en inyectar el botox en el músculo que se desea relajar para eliminar la arruga. Hay que infiltrar en determinados puntos con una aguja muy fina. No es doloroso; los pacientes lo comparan como una picadura de mosquito. No se requere anestesia previa.

El tratamiento con botox se realiza en 10-15 minutos y el paciente puede retomar su actividad inmediatamente sin que se le note. El efecto del botox aparece 3-4 días después y puede repetirse cada 4-6 meses, ya que el efecto va desapareciendo de forma gradual.