¿Qué es el peeling?

El peeling químico consiste en la aplicación de una sustancia química capaz de inducir una irritación controlada de los estratos celulares más superficiales de la piel.

Los peelings se llevan practicando desde hace más de 30 años. Sin embargo, en los últimos años se ha producido una verdadera revolución en este campo, debido a la aparición de nuevos agentes químicos eficaces y con escasos efectos adversos, tales como los alfa hidroxiácidos y el ácido tricloroacético.

Los peelings se utilizan en la práctica con la finalidad de mejorar el aspecto general de la piel y aclarar pigmentaciones cutáneas. Los peelings superficiales no quitan las arrugas, pero en muchos casos las atenúan.

Alfahidroxiácidos (peeling con glicólico)

Los alfahidroxiácidos son productos químicos naturales derivados de ciertas frutas. Por ejemplo, el ácido glicólico, que es el más utilizado, deriva de la caña de azúcar. Tras varias sesiones de peelings, el resultado final esperado debe ser una mejoría en la textura cutánea (piel más lisa y fresca), disminución de las pigmentaciones cutáneas y una disminución o desaparición del número de queratosis solares.

Peelings con ácido salicílico

El peeling de ácido salicílico es otro peeling superficial, parecido a los alfahidroxiácidos, que produce una descamación controlada de la epidermis. Se está utilizando mucho en personas con pieles seborreicas, con poros dilatados, pigmentaciones, envejecimiento y pieles acneicas.

Peelings con ácido tricloroacético

El ácido tricloroacético produce un peeling algo más profundo que el glicólico, aunque depende de la concentración del ácido. En general está indicado en personas que desean pelarse más y con mayor grado de fotoenvejecimiento.

Al igual que el glicólico también puede emplearse en algunos casos de acné leve, para mejorar la textura de la piel. Este peeling se puede aplicar en varias concentraciones (15-35%). A mayor concentración el peeling será más profundo e intenso, y la descamación será visible y marcada.

El tricloroacético también se aplica sin anestesia y de forma ambulatoria. A los pocos minutos de aplicar el ácido tricloroacético comenzará a sentir una sensación de quemazón que le durará unos 5-10 minutos. Al 2º-3º día la piel la sentirá tirante y se formará una descamación marronácea. Al 4º-5º día comenzará a pelarse (como ocurre tras una exposición solar intensa). Al 6º-8º día ya se ha curado completamente. El easypeel es un peeling suave de tricloroacético. Lo ideal es hacer de 2 a 4 sesiones para conseguir resultados más duraderos.

Solicite más información

Artículo del blog de Marta Ibrahim sobre nuestro tratamiento de Peeling en Mediteknia

Peeling_Marta_ibrahim

Video del Proceso de Tratamiento Peeling