¿Qué es la cirugía de Mohs?

La cirugía micrográfica de Mohs, también conocida como extirpación con control microscópico, fue desarrollada por el cirujano general americano Frederic Mohs. Desde los años en que el Dr. Mohs desarrollo este procedimiento se han realizado múltiples mejoras en la técnica.

La cirugía de Mohs consiste básicamente en ir eliminando el tumor por capas horizontales, que son inmediatamente procesadas y analizadas cuidadosamente al microscopio. Cualquier foco tumoral presente en los márgenes de extirpación es identificado y su posición localizada. Mientras existan células cancerosas en el tejido, el cirujano continúa extirpando y examinando sucesivas capas hasta que no se observen células tumorales. La cirugía de Mohs se da por concluida cuando en la última capa no se detectan células tumorales.

¿Quién y dónde se realiza la cirugía de Mohs?

La cirugía de Mohs es realizada en nuestra Clínica de forma ambulatoria por el Dr. Jiménez Acosta , quien se especializó en cirugía de Mohs en el Departamento de Dermatología de la Universidad de Duke (Carolina del Norte). Durante esta especialización, de dos años de duración, el Dr. Jiménez tuvo oportunidad de operar más de 1.000 casos con este tipo de cirugía.

¿Cuándo está indicada la cirugía de Mohs?

La cirugía de Mohs puede emplearse para eliminar cualquier carcinoma basocelular y/o carcinoma epidermoide. Hay otros tumores más raros también susceptibles de ser tratados con cirugía de Mohs. El melanoma, sin embargo, no es indicación de este tipo de cirugía.

Al ser la cirugía de Mohs una técnica tan especializada, su empleo se centra principalmente en tumores de difícil extirpación o en tumores que tienen mayor riesgo de reaparecer tras ser tratados (recidiva). Por ejemplo, tumores en cara, tumores de gran tamaño o tumores que han reaparecido tras ser tratados anteriormente con otras técnicas.

También se emplea cuando el cáncer de piel está ubicado en áreas cosméticamente importantes (párpado, nariz orejas, etc.)

¿Por qué elegir la cirugía de Mohs?

Porque según los estudios científicos realizados hasta el momento la cirugía de Mohs es la técnica que ofrece mayor porcentaje de curación y menor posibilidad de que el tumor reaparezca de nuevo (menor tasa de recidivas). Además, el extirpar lo menos posible el tejido sano resulta importante desde un punto de vista estético.

Solicite más información